¿Cometes estos 7 errores cuando sublimas?

¡Feliz 2019 a todos!

Hoy, primer día laboral de 2019 inaguramos nuestro blog. ¡Gracias por leernos!

Como estamos aún en fechas de regalos y pensamos que los regalos personalizados son una gran opción para los Reyes Magos, hemos decidido dedicar nuestro primer post a la sublimación y a todos los pajes reales que se pasan el día en el taller sublimando. A continuación compartimos contigo 7 soluciones a errores muy comunes que te ayudarán a mejorar tus acabados de sublimación de objetos y textiles y a sacarle mayor rentabilidad a tu negocio.

Error Nº1: No usar el papel correcto

Usar el papel incorrecto o de baja calidad puede ocasionarnos serios problemas de impresión y empeorar los acabados de sublimación.

"La tinta no se transfiere al objeto que quiero sublimar"

"Cuando sublimo se quedan unas marcas muy feas alrededor del diseño"

"No consigo los colores que quiere cuando sublimo"

Si te has encontrado con alguno de los problemas anteriores, es muy posible que el papel que utilizas sea el problema (aunque también pueden influir otros factores como la calidad del objeto que vas a sublimar)

La función del papel para sublimación es ser un transportador para la tinta. Para obtener resultados de calidad, colores vibrantes y definidos,  el papel debe: permitir la transferencia, aguantar temperatura y presión necesaria para la transferencia, permitir el secado rápido y sobre todo, evitar que la tinta se corra una vez impreso.

Cuanto menor sea la calidad del papel, más tinta, mas calor y más presión necesitará… por lo que no es muy recomendable. (Usar papel para sublimación de baja calidad te acabará saliendo muy caro)

Nuestra recomendación: Usa siempre papel de calidad y asegúrate de que sea el adecuado para cada aplicación (pronto te daremos más información sobre esto, pero si tienes cualquier duda, llámanos o mándanos un email. ¡Te ayudamos!)

Nosotros trabajamos papeles TEXPRINT y FOREVER, dos marcas que dan excelentes resultados y podemos asesorarte para que siempre utilices el papel más apropiado para cada aplicación. Además existen diferentes medidas, para adaptarse a tu impresora o al objeto que vas a sublimar. Por ejemplo, ¿conoces el papel para tazas? Novedad, que te ahorrará mucho tiempo.

Haz click aquí para hacer tu pedido. Mandamos material de sublimación a todas las Islas Canarias.

  
Error Nº2: No usar tintas de alta calidad

¿Se te ha tupido alguna vez tu impresora de sublimación? ¿Se te ha secado la tinta y has tenido que cambiar el cartucho? ¿Has querido imprimir y te han salido colores muy apagados, como si estuvieran gastados?

Estos son problemas muy comunes cuando utilizas tinta de baja calidad o cartuchos rellenables.

Nuestra recomendación son los cartuchos cerrados de tinta gel. No secan, no estropean la impresora, obtienes colores muy intensos y son una opción perfecta para producciones altas o bajas, ya que el precio por impresión es bastante económico.

Nosotros te recomendamos las tintas Sublisplash o el sistema Virtuoso de Sawgrass para impresoras Ricoh o de Sawgrass. Puedes ver más muestras en nuestra exposición.

      

Error Nº3: No usar almohadillas de teflón

Las almohadillas de teflón te ayudan a repartir la presión uniformemente sobre el objeto que quieres sublimar. Además, cuando quieres sublimar zonas irregulares, como una sudadera que tiene cremallera o los botones de un polo, utilizar una almohadilla de teflón te ayudará mucho, ya que te permitirá ejercer suficiente presión sobre la tela y te permitirá proteger tu plancha.

Mira qué diferencia en cuestión de nitidez:

Error Nº4: No trabajar con el perfil de color correcto

Cada persona interpreta y ve colores de forma distinta, según los percibimos. Con las impresoras pasa algo parecido. Cada impresora "entiende" los colores de forma diferente, según modelo y fabricante. Para estandarizarlo, es importante regular el perfil de color.

Ten cuidado. Es importante que al instalar tu impresora configures bien el perfil de color de las tintas que vas a usar. Debes configurarlo también en tu programa de diseño (comúnmente CorelDRAW o Photoshop). Es muy sencillo de hacer, pero asegúrate de seguir todos los pasos correctamente para que al imprimir veas los colores que esperas. (¡Si tienes dudas de cómo hacerlo, pregúntanos!) Además recuerda que debes usar el mismo perfil de color para trabajar un diseño en el ordenador que para imprimirlo. Para evitar errores, revisa siempre antes de imprimir que has seleccionado el perfil de color correcto para tu impresora y programa de diseño.

  

Error Nº5: No prensar a temperatura correcta

La experiencia te dirá como obtener exactamente los resultados que deseas, pero para empezar, es importante seguir las indicaciones del fabricante. Necesitarás una temperatura u otra en función del tipo de papel, el objeto o textil que quieras sublimar y el material del que esté hecho este objeto. Además es importante conocer nuestra plancha y de vez en cuando revisar la temperatura con un termómetro para asegurar que la temperatura que marca es la real. Así lograremos el resultado deseado durante el planchado, sin quemar el objeto que sublimamos, ni malgastar material en acabados incompletos o de mala calidad.

Error Nº6: No utilizar la presión correcta

Cada material requiere una presión diferente de planchado. Incluso diferentes calidades del mismo material pueden requerir diferentes presiones. No es lo mismo planchar un azulejo que una camiseta.

Te recomendamos que siempre hagas una prueba antes de sublimar un artículo nuevo por primera vez. Para regular la presión, como orientación te indicamos que la presión adecuada es la presión mínima para mantener el objeto fijo en la posición deseada sin que se mueva. ¡No te pases de presión!

Error Nº7: No usar cinta térmica

Puede ser que alguna vez te hayas planteado ¿Para qué necesito yo cinta térmica? Es un gasto innecesario… Pero la diferencia están en los pequeños detalles y te aseguramos que si utilizas cinta térmica para sublimar, notarás la diferencia.

Ahorrarás tiempo y dinero, al no malgastarlo en fallos. La cinta térmica resiste al calor y no deja marca, por lo que es especialmente recomendable para fijar el papel al objeto que se va a sublimar antes del planchado para evitar que se mueva.

Cuando el papel se mueve puede ocurrir el efecto fantasma o “ghosting” que se muestra en la foto. Un poco de cinta te puede ayudar a conseguir el mejor resultado a la primera.

¿Por qué no lo pruebas? Te dejamos aquí el link para hacer tu pedido. Te recomendamos que la uses especialmente en objetos curvos o irregulares. Verás cómo te resulta más fácil sublimar.

Para terminar, nuestro mejor consejo:

Para que el proceso de sublimación funcione a la perfección:

Protege el papel de la húmedad
Asegúrate de siempre tener tinta de repuesto
Cuida tu material (tu plancha, tu impresora, etc) Comprueba que no quedan residuos en la plancha cuando termines cada aplicación (Si usas teflón te ayudará a mantener tu plancha limpia y protegida de arañazos, manchas, etc.)

Recuerda que normalmente debes imprimir en modo espejo, pero no siempre. Por ejemplo, este portarretrato se imprime normal.

Finalmente, recuerda que la sublimación es una técnica de personalización pensada para superficies de POLIÉSTER. Si quieres sublimar otro tipo de superficies, deberás darles una base de poliéster o puedes personalizarlos mediante otras técnicas.  Te lo explicaremos con detalle en nuestro próximos posts.

Aunque personalizar mediante sublimación es muy sencillo, es importante conocer bien la técnica para lograr siempre resultados de calidad. Esperamos que te hayan sido útiles nuestros consejos. Cuéntanoslo (link email). Te esperamos en nuestro próximo post.

¡Que tengas un buen día y sublimes mucho!

Tu equipo de  
 

Esperamos que te hayan resultado útiles nuestros consejos. Si tienes cualquier duda, llámanos 928 256 943.

En resumen, si quieres mejorar los acabados de tus artículos personalizados por sublimación recuerda:

- Usa el papel de subli de calidad
- Usa cartuchos de tinta cerrados para sublimación
- Recuerda regular la presión y la temperatura antes de cada planchado
- Usa almohadillas térmicas y cinta térmica para mejorar tus acabados
- Cuida tu material, tus herramientas y tu taller

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todas nuestras novedades

Suscribirse