Malos resultados en rotulación - a que se deben?

Has tenido problemas con la aplicacion de vinilo?

burbujas?

arrugas?

no pega?

manchas?

escamas?



 

Este será el primero de varios blogs que dediquemos a darte consejos muy prácticos sobre cómo se debe aplicar el vinilo para lograr aplicaciones estéticas, duraderas y de calidad.

 

Casi siempre, los problemas en las aplicaciones de vinilo de rotulación e impresión se deben principalmente a dos motivos:

1. mala calidad del material

2. mala aplicación

 

Para solventar el problema número 1:

Nosotros aunque trabajamos materiales de muchas calidades diferentes, siempre recomendamos usar productos de la calidad adecuada para cada aplicación y no escatimar, porque no es ahorro si gastas 100€ en un material que no está diseñado para la aplicación que tu buscas y al final no funciona, si podrías haber gastado 150€ y lograr el acabado que buscabas. Al final, la decisión de que material comprar siempre va a ser tuya, pero sí te recomendamos que consultes siempre si tienes alguna duda.

 

Para solucionar el punto 2:

En este caso, la respuesta es más compleja y extensa, ya que existen muchísimas variables que pueden ocasionar una mala aplicación. Hoy te presentamos dos de los problemas más habituales, y en los próximos posts iremos compartiendo contigo más causas posibles de mala aplicación y soluciones efectivas.

1. la superficie no estaba lo suficientemente limpia

Nunca se debe rotular sin antes limpiar a fondo la superficie donde vamos a aplicar el vinilo. Para que el vinilo se adhiera bien es importantísimo que la superficie no tenga polvo, ni grasa, ni restos adhesivos, ni cualquier otro tipo de contaminante que pueda evitar que nuestro vinilo se adhiera al 100%, sin dejar manchas, ni burbujas,

Existen en el mercado gran variedad de limpiadores específicos según la superficie que debemos limpiar.

Por ejemplo, para rotular un vehículo, es muy importante utilizar un limpiador previo super potente.

Para rotular un cristal no usaríamos el mismo limpiador

 

 

 

no hubo suficiente presion

no se usaron las herramientas adecuadas (espatula)

falto temperatura para fijar

el calor a cierta temperatura y durante un cierto tiempo hace que el vinilo cambie de forma. Si no damos calor, el vinilo va a tender a recuperar la forma que tenía, y se querra despegar.

el vinilo se estiro demasiado

si estiramos el vinilo demasiado tendremos un problema, pues el vinilo tiene cierta capacidad elástica, pero también memoria, con lo cual estirará pero también querrá volver a su estado original (para lo que aplicamos calor). en este caso, la recomendación es aplicar con la tirantez justa para que no quede exceso de material, pero no debe faltar (no debes usar 5 cm de material para rotular 8 cm de superficie por ejemplo). En superficies irregulares, como en coches, a lo mejor si te ves con la necesidad de estirar un poco en algunos puntos puntuales, pero no debes pasarte, y siempre debes finalizar con calor para evitar que se retraiga. En cualquier caso recuerda que si estiras solo de un lado, ya la aplicación no te va a quedar recta.

normalmente las aplicaciones de vinilo se hacen en húmedo. algunos materiales aceptan mas agua que otros y algunos son de aplicacion en seco

has pelado el material?

hay aplicaciones que simplemente son demasiado complejas para una persona sola y necesitas ayuda

 

es normal que si realizas aplicaciones en mojado, queden algunas marcas de agua bajo el vinilo que se iran con el paso de las horas segun se vaya evaporando la humedad

no retires el transportador sobre la marcha! el vinilo debe fijar primero a la superficie donde quieres pegarlo

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todas nuestras novedades

Suscribirse